El bienestar animal adquiere cada vez mayor relevancia en todo el mundo y muchos países y consumidores imponen exigencias legales y reglamentarias que determinan estándares de bienestar con los que se deben manejar los animales para poder comercializar sus derivados.

Si bien se puede definir el concepto de bienestar animal como “el estado de salud mental y físico de un animal en armonía con el entorno o medio ambiente”, su cuidado e implementación va mucho más allá de cuestiones ecológicas y tiene una incidencia directa en la rentabilidad y la calidad de la carne.

Pilotti SA promueve la implementación de las normas durante toda la cadena  – en el campo, en el transporte y en el frigorífico – para asegurar una buena manipulación de los animales, ya que el estrés del animal conspira directamente contra la calidad y la terneza de la carne.

La aplicación de estas normas está regida por el SENASA y redundan en una óptima calidad en el producto final que llegará a la mesa de nuestros consumidores en todo el país.